Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para proveerte una mejor experiencia en línea.
Revisar

La Palabra De Dios Para Hoy

Devocional diario

Sincero, pero sinceramente equivocado

Lee Job 36:1 a 37:24; Hechos 9:1–19

Si alguna vez hubo un ejemplo de fervor mal canalizado, ese fue Pablo, también conocido como Saulo. Educado, poderoso, persuasivo y motivado, se propuso destruir a los discípulos del Señor. Pensó que él hacía lo correcto. Creía que estaba defendiendo a Dios. En cambio, resultó ser todo lo contrario:

«¿Quién eres, señor?—preguntó Saulo. —Yo soy Jesús, ¡a quien tú persigues!—contestó la voz» (Hechos 9:5).

Saulo era sincero, pero estaba sinceramente equivocado. Dios le dio a Saulo la oportunidad de conocer a Jesús y dejar de perseguir al Señor y a la Iglesia, pero el fervoroso Saulo aún tenía que elegir. Él eligió lo correcto y se hizo misionero, hizo milagros y escribió gran parte del Nuevo Testamento.

Aunque el cristiano haya optado por seguir a Cristo, podría tener puntos ciegos que aunque sostiene con toda sinceridad, están errados. Este mundo tiende a distorsionar las cosas y hacer que el bien suene mal y lo malo suene bien.

No tengas miedo de someter todo a la luz reveladora de la verdad de las Escrituras.

Desafío para hoy: ¡Deja que Dios te cambie!
Lectura: Hechos 9:1–19
Énfasis para la oración diaria: Irak (Oriente Medio)